jueves, 26 de diciembre de 2013

CONRADO RUDY ASTUDILLA

CONRADO RUDY ASTUDILLA




Alguna vez no me declares tu historia triste
ni tu situación de país
dime solamente qué es de tu presente
cuánto deseaste a los vientos consumistas
qué pantalones tristes de tradiciones vestís
si te llegaron alguna vez rosas envasadas
si te dejaron destornilladores en tu casa
o si la vida te privó de leer Caras en el pasillo
dejaré que me pegues, que nunca me pronuncies
que rompas las copas que te regalé ese verano
que sientas que no estuve en tu mudanza
y así no deberás nada de nada, ni la nada
porque así son las edades, tan volátiles
tan desplegable como una mesa roja,
y tu historia no depende de mí y de mi realidad
en un páramo de soledades depositarás tu costra
en un páramo de sacador de fotos rotas
como un ala rota de paloma sobre un gato ansioso
y así la vida, si es que se llama así, será menos vieja,
la sonrisa de los rulos y vos tan ingenua y tan solemne
en fin, nadie se vé como se ve cuando se ve…
expresiones de la última página de los últimos libros
casualidades de esos dos tomos prestados que no volverán
en fin vos no volverás, el libro tampoco, ni la vida, ni nada
el fin de las noches, de la luna y de tus especulaciones
gracia de payasos envueltos en souls y en blues ridículos,
ahora todos son poetas, yo también, yo también ….







Una baldosa demasiado alta
para el pie viejo y destartalado
los brazos en brazos de otra
una conjunción de especies
años sorbiendo la sopa de cebollas
entonces cuando todo parece bien
en la calle casi temblorosa
una madre ofrece su teta al crío
feliz de su leche por hoy
mañana morirá en la inundación
los vientos de la noche nos llegan
temblores de copas en las mesas
un gigante pisa las flores
el hijo de la nada medita sobre ello
no se le ocurre nada
a veces es mejor no saber
porque esa baldosa alta
nos asegura un tropiezo.




http://youtu.be/8U29ST-cop8


http://youtu.be/MALWiK_1Qps



videopoemas


ÓLEO Y DISEÑO : ALICIAgALLEGOS

sábado, 21 de diciembre de 2013

CARMEN SAAVEDRA / DE GATOS Y TODO ESO QUE ES ASÍ

  CARMEN SAAVEDRA


DE GATOS Y TODO ESO QUE ES ASÍ



1

Un gato duerme bajo mi ombligo.
Un gato preña mi deseo.
Un gato huye conmigo.
Un gato conjura pasados.
Un gato es mi mejor pronóstico




2

Estoy avergonzada de estas noches
de no saber contener a este espíritu disléxico
que sigue esperando tu señal

He olvidado el camino de las bellezas
y me cuesta hilvanar trajes para ser yo misma
y no copia malsana de la de ayer

Busco en pequeños terremotos orgásmicos
alejarme de tu recuerdo lumbre
de tu miseria de promesas no dichas




3

Vivo arriba de la ola
sorteo uno a uno los embates del almanaque
mi suero permanente se llama adrenalina

Y me gusta, sí, me gustan los rostros y los besos
las historias que conoce mi oído  adolescente
la vida que se me cruza como gato en el camino

Transito y veo luces color terciopelo
dejo que la ternura sea brújula dorada
para mis días grises




4

Tengo agenda llena (sin espacios para el dolor)
involucro cada segundo en persecuciones delirantes
de flores que habitan en un jarrón

Afano saberes y quereres en el día non de la salvación
pero la garra maligna
atrofia mi incipiente bondad

Lloro ante mi débil capa de piel y ganas
los años me vuelven básica y primaria
soy un ala deseosa de lucir bellos colores





5

Olvidaré el abandono y la devaluación
con el aroma canela del autobús
y esa vieja canción del periodo especial

Sé hablar de los días terribles
sin que el pulso se me caiga
sin que la sonrisa sea cristal roto  

La pasión es un túnel
donde almaceno las tensas cuerdas
del corazón









foto: alicia gallegos


viernes, 20 de diciembre de 2013

PAZ BUSQUET / VIAJE A CABALLO



PAZ BUSQUET

VIAJE A CABALLO




El día que fuimos al pueblo a caballo
a buscar la casa en la que te concibieron.
Dijiste. Desde ese banco mi abuelo ciego
miraba las vías del tren.


La casa estaba en ruinas. Recorrimos los presuntos
cuartos. Sacamos fotos a los espacios ausentes:
una cama allá, una mesa acá
y la bañadera al fondo.

Resultó que fotografiamos la casa de al lado.
Da igual, son relatos.


Y todo empieza con un error.
 
 
 
 
Fotos Alicia Gallegos

sábado, 7 de diciembre de 2013

JOSÉ MANUEL VIVAS

JOSÉ MANUEL VIVAS



La herida pétrea del hambre
en los niños olvidados,
en las madres sin manos,
en las esquinas de los desiertos
o en las calles por donde ayer 
estuvo posada el ave feroz
de las mundanas ambiciones,
de la usura perenne de un dios
curtido en bolsa y economía insostenible.

La herida insaciable del hambre,
la muerte a gatas entre los estercoleros,
el manto de lava gris sobre los desheredados,
la soledad de los invisibles.

El mundo que no cabe en corazón alguno.






sábado, 9 de noviembre de 2013

VIKY FRÍAS / VIVIR EN DOS CIUDADES y otros poemas

VIKY FRÍAS


VIVIR EN DOS CIUDADES  


Llegar cuando huyen los pájaros

sentir fría la silla

constatar que la ropa del armario ha pasado de moda

y que ninguna biografía

nos ha esperado.

Marcharse cuando florecen los naranjos

y otra vez cerrar ventanas

levantar los puentes

suspender los besos

dejar caer los labios

decir adiós

hasta cansar la mano.


UN POEMA ES UN BONSAI


Un poema es un bonsai:

nace feraz, frondoso, lleno de ramas

que se extienden y crecen desordenadamente

inundando de protuberancias vegetales la maceta.

Poco a poco se van podando sus excesos

hasta dejar una miniatura expresiva.

Cuando no sobra ni una hoja, ni un nudo,

cuando todo en él es armonía,

entonces puede darse por terminado

y publicarse.




TERCERA EDAD


He comido del hongo de Alicia

allá, en la gruta;

me vuelvo pequeña

a medida que pasa el tiempo,

¡ni empinándome llego a la marca que hice en la pared

cuando cumplí los treinta!

ahora transito sin problema

por  el territorio de los gnomos,

las hadas me reciben en sus salones

donde exhiben modelos de varas mágicas;

un duende introvertido me regaló la estrella

que me hace invisible,

a veces muerdo sus doradas puntas

y salgo a la calle:

compruebo que nadie me saluda

ni me cede el asiento,

los jóvenes me empujan

y en todas las filas me quedo la última.


UNA RELACIÓN COMME IL FAUT


Es evidente que no te quiero:

te regalo flores

para que no huela mal

mi desamor.

He quitado la cómoda

y en su lugar he puesto un paragüero;

usaré paraguas

si tus lágrimas persisten en invierno.

He mandado los libros a la ciudad

-con los abuelos-

allí hacen mejor papel

y pueden respirar otra cultura.

En este agujero de soledad

solo queda una araña

es sorda y ciega, porque sigue tejiendo su tela

a pesar de que Ulises ha regresado.



TRES MUJERES

Cuando decidió crear el mundo,

dios era ya un anciano canoso y desmemoriado;

olvidó que había sacado a Adán la primera costilla,

también olvidó la segunda

y extrajo una tercera;

el hombre inicial perdió así tres costillas

que se convirtieron en tres mujeres.

La primera mujer, al ver a Adán dormido, huyó despavorida.

La segunda también escapó, encontró a la primera, y se amaron.

A la tercera la cameló la serpiente

enviada por Adán para tentarla;

de ella nacieron las familias,

las obligaciones del hogar, los hijos.

Un día el anciano dios reclamó aquel jardín para sí mismo;

Adán y la tercera mujer se fueron a poblar la tierra.

Las dos primeras mujeres permanecen ocultas

en los armarios del paraíso.





EL MARIDO QUE PERDISTE

En la luna de miel lo olvidaste,

lo dejaste olvidado, niña,

a ese marido

que tu padre te dio.

Lo perdiste en la ruta turística,

en el hotel de cinco estrellas,

en la playa paradisiaca,

o quizá en el crucero por mar.

Era zafio

insolente

engreído

avaro

violento

y muy aburrido.

Regresaste sin él.

Lo buscaste unos años

y, al no encontrarlo,

te casaste en segundas nupcias

con tus sueños.

Él sigue erre que erre

volviendo a casa cada día,

como si todavía existiera,

pero ya no lo ves.




NADA ES PARA SIEMPRE

La fabriqué en invierno,

hice su cuerpo de nieve,

modelé la cabeza, perfecta bola blanca;

le puse labios y, al verla sonreír,

me dieron ganas de besarla.

Le coloqué un corazón de lana,

una bufanda y un sombrero.

Era guapa.

Me mudé al huerto

para vivir con ella

(aquella temporada

estuvieron prohibidas las hogueras).

Cuando pasó el invierno

se le fue la sonrisa

poco a poco se derritieron los abrazos;

ella, inclinándose hacia el suelo,

desapareció

como si se la hubiera tragado la tierra. 

Me dejó en prenda la bufanda, el sombrero,

y un corazón de lana, frío,

insensible a promesas de lo eterno.




VIKY FRÍAS
Nació en La Puerta de Segura, Jaén, Andalucía, España, en 1946.
Vivo entre Barcelona y Madrid.
 Actualmente estudia Humanidades en la Universidad Pompeu i Fabra.
Publicó varios libros de texto de matemáticas,
artículos sobre el uso sexista del lenguaje,
algunos cuentos infantiles,
dos libros de poesía conjuntos con otras personas: Diálogo a cuatro manos” (2009) y Al otro lado de la voz y de la palabra(2011).
Por último, un libro de aforismos titulado Pensamientos pequeños (2013).







foto de : Viky Frías 

jueves, 31 de octubre de 2013

ANGÉLICA SANTA OLAYA

ANGÉLICA SANTA OLAYA




Hay días
en que
la muerte
puede ser

-tan sólo-


el cruce
apresurado
entre
algunos
despiadados
versos...


Angélica Santa Olaya D. R. Copyright







foto y diseño :alicia gallegos

martes, 29 de octubre de 2013

SILVINA GUALA

SILVINA GUALA






como el blanco sol de una salina
así el amor es
arder en constante sed del otro

 


s g






FOTO Y DISEÑO :ALICIA GALLEGOS

sábado, 26 de octubre de 2013

JOSÉ G. OBRERO / Ciudad Fantasma

José G. Obrero

 Ciudad Fantasma.

Mira, una palabra típica de mis poemas:
poiquilotérmico.
No te vayas,
No te vayas al diccionario, sólo observa.
Observa como mi piel se torna incandescente.
Asómate a este agosto de trincheras en torno a la avenida.
Cariño, el vecino está gritando en la azotea,
dice que u
n enjambre de drones amenaza el noroeste;
su bombardeo feroz hará subir diez grados la temperatura.
No hallarán veneno en nuestra vieja crisálida.
Míranos: somos búnker cerrado, solo un cuerpo,
sólo dos cuerpos: poiquilotérmica carcasa
que vuela por los aires un agosto de drones y parásitos
con destino Detroit.



hallado en  :
http://ciudadesesqueleto.tumblr.com/




 

jueves, 24 de octubre de 2013

JOHN J. JUNIELES

JOHN  J. JUNIELES


PASABA YO POR LOS DÍAS

Pasaba yo por los días, amor,
cruzaba la vida urgente
como el viento llevando semillas
y también males a futuros enfermos.

Mi alma de acróbata reducida
a un autobús cruzando lugares
donde todavía se escucha
la radio con los ojos cerrados.

Todo pesaba, amor,
como si hubieran pasado siglos,
aunque para el resto sólo fuera un instante,
un día más sobre la tierra de nuestros
padres.

Y parece que todo se venía abajo,
amor, pero a mí, heredero de nada
en particular, también le llegó su hora
para la buena suerte.

Ahora no me sale decir adiós,
amor, no me sale,
respiro hondo, sigo adelante,
basta recordarte
para perdonar al mundo.



ESTHER RAMÓN

ESTHER RAMÓN

DESACATO

Dos niños puliendo
el tablón,
dándole forma de arma,
prácticas de tiro
contra los chopos,
canciones,
balas de corcho
con la memoria de la carne
ensartada,
del impacto.
Es el revés del tiempo,
ese polvo que asciende,
dos piezas, dos ancianos
que juegan a enfocar
sin blancos móviles,
ni anillos de edad
en la madera.

miércoles, 23 de octubre de 2013

ANNA VILÁ / - Ya sé -

ANNA VILÁ

   

  - Ya sé -



Ya sé que hoy es el gran día,
que son tres billetes,
cómo perdernos a los Impaled.

Ya sé, yo me moría por ir,
y cómo puedo hacerte esto
que allí tus amigos, los de la facultad,
después de los teloneros en la barra más larga,
y luego Paquito en el Paranoia,
nos va a esperar por lo de las llaves.

Ya sé todo eso, tantas cosas,
pero no voy a ir
que acaba de entrar mi madre,
ya sabes, hace tanto que no la veía,
y está estupenda,
su cara brilla,
nada que ver con los últimos tiempos.
Y está tan fuerte,
me he lanzado a sus brazos,
creí que iba a partirla,
pero me ha sostenido mucho rato
como cuando era niña.

Ya sé, no tienes que contarme,
ella está muerta,
pero se la ve tan fantástica
y está tan contenta
que hasta parece que he empezado a gustarle.


(1997)



SILVINA GUALA

SILVINA GUALA




ofrecen tus ojos la mirada
que madura al amor
sujetan la palabra mujer
que juega
sobre tu cuerpo





 s g
CELESTE CARBALLO





http://youtu.be/-hD2N0BCGfs

LUIS LLORENTE

LUIS LLORENTE


Y SON CASAS VACÍAS…

Y son casas vacías y vencejos
que inalterables vuelan
y azules como este canto que se extiende
y vuelve a posarse en los labios de la luz.
El verano llega, el infinito
con la forma de una mano
como nieve derretida

y su pálpito
y el vértigo de nacer en cada instante. Los ojos
aquí alerta están del tiempo. Nada
ahora, el agua; nada ni nadie
pesa más que esta alegría: hay una muerte
en todo esto, un líquido reflejo, un pulso
que se abre como voz del cauce,
del dormido río donde los pájaros dejan caer
la sombra de su cuerpo, y los labios
hacia el mar, el temblor del agua,
la dormida luna al fondo de la tarde.

.

de su libro inédito "La semilla iluminada".

DOMINGO ACOSTA FELIPE

DOMINGO ACOSTA FELIPE


(No te conocen cuando afirman que eres una puta.
Ni te aceptan inmensa
y como eres.
Alguna vez abre los ojos del poeta tu poema.)

 


De Grito
© Domingo Acosta Felipe






martes, 22 de octubre de 2013

JULIO OBESO / BAJOCERO

JULIO OBESO


BAJOCERO

Hoy un hombre se enfría.
Dice tremendas verdades
y todo a su alrededor se hiela.
No con la boca
no en la noche
no por la estación donde regresos
e idas
llevan bufandas de angorina.
Es él y su hueso blanco
como un diente de leche.
Vomita escarchas
en un orinal de porcelana.
Nadie sujeta su frente:
¿qué mano
sostendría certezas glaciares?
¿qué ojos lo nuclear
del charco?


 J.O. (DEL POEMARIO: UNA PIZARRA EN EL DESVÁN)

CLAUDIO PORTIGLIA / La Travesía

CLAUDIO PORTIGLIA

nuevo libro

VALERIA CERVERO

VALERIA CERVERO



puerto que teme a
tus ganas de partidas:
deja ver su afuera
de cada movimiento

inesperada
la cima se recrea
en todo vuelo
siempre


su blog

http://vc-mordiscos.blogspot.com

MAURICE DANTEC traducido por Rodrigo Grimaldi y Luis Thonis

Las perras guardianas y el ars erótica. Fragmentos. Maurice Dantec

 
 
 
La libertad sólo vuelve débiles a los débiles.
 La verdad sólo vuelve libres a los locos, y a los santos.
 La venganza es un plato que se degusta helado, pero se entrega  candente.
Sólo los siervos pueden creer que la libertad conduce a la felicidad.
Roguemos un instante por todos los seres excepcionales que serán devorados por la voracidad dominante del populacho.


Vi un tanto al azar, en la difusión de La vie a l´endroit, una emisión de Mirelle Dumas, la aparición de las bien nombradas Perras Guardianas. Estas feministas histéricas de la sobrevigilancia y del control civil, por no decir cívico, han decidido encanar los abusos del lenguaje, transformándose por eso en agentes del orden judicial que tratan de poner en su lugar como sus hermanas suecas, y donde las fundaciones están ya hundidas, tal como una termita invisible que roe el interior de una sociedad-mundo perfectamente anestesiada, de lugares de placer y guerras civiles.
Se nos intima a cambiar según las órdenes establecidas de las neomatriarquías de la divina Mercancía.
El hombre y la mujer deben abandonar todo lo que entre ellos instituía alguna diferencia, una actualización de potencial, en consecuencia un juego complejo dispuesto a articularse sobre las relaciones de dominación y subyugación, lo que necesariamente implica cierto número de fantasmas arquetípicos gracias a los cuales el hombre y la mujer están en la medida de reencontrarse en el amor físico.
Osar afirmar que las relaciones de dominación y subyugación están inscritas en toda sexualidad libre y soberana, que el placer de la mujer se elabora en una sumisión afectada que agudiza altamente el placer del hombre, pudiendo a veces( y es todo el arte del erotismo), invertir de un soplo esta relación, altamente frágil y delicada, en un momento de clímax particular, pretender que la dominación teatral y física del hombre se instaura como dinámica a un nivel infraverbal como perfectamente literario, en la expresión secreta de las voluptuosidades de la imaginación, luego como un momento singular que caracteriza un ars erótica, que es todo el tiempo reinventada bajo el yugo que sea…no, todo eso no es admisible a los ojos de Ségolène Royal y sus hermanas de la Misionaria Protectora.
Los dos sexos no deben sino hacer uno, en un sentido estricto y no mil o cien mil como habría querido Deleuze bajo el empavesamiento de la buena conciencia humanitaria, la bisexualidad es concebida como el cumplimiento lógico del desarrollo individual, forma sin embargo modelada de un neocentrismo sexual moralista con tendencias normativas e inquisitoriales.
Prefigura la figura andrógina y hermafrodita de un humanoide social perfectamente sometido a los maternales regocijos de la matriz. Estamos frente a una expansión sin precedentes del puro consumo idólatra de sí mismo, ahí Houellebecq se equivoca cuando  ve una materialización socializada de las ideas de Nietzche, es más bien el célebre culto del yo barresiano que parece haber tomado uniteralmente posesión de los espíritus, y todavía, una perturbadora versión democrática, humanitaria, feminista y edulcorada que no habría dejado de sorprender al autor de Familias Espirituales Francesas.
¿Por qué química compleja tal sincretismo ha podido organizarse, cómo esta molécula se ha insidiosamente infiltrado en todos los cerebros, que desgastes reales habrá ocasionado?- he aquí el trabajo que espera a los biologistas del conocimiento, cuando tratará de disecar lo que queda de nuestros organismos civilizatorios.


Guerras étnicas y crímenes racistas en Africa, la serie continúa: Robert Mugabe, rey negro de la ex Rhodesia( después convertida en Zimbabwe), cretino socialista, afrocentrista, homófono e inculto gobierna a su país con mano de hierro luego de veinte años. En poco menos de un cuarto de siglo, este siniestro liberador del pueblo, habrá reducido su país a tal ruina, a tal miseria, que se ve obligado ahora a lanzar sus milicias de asalto contra los malvados propietarios terratenientes blancos sin los cuales su república de mierda se habría abismado sobre ella misma, como la vulgar democracia popular que es.
Zimbabwe es una representación perfecta de todo lo que la izquierda occidental ha hecho después de cuarenta años en Africa. Aquí, no se encontrarán grandes corporaciones multinacionales (la mitad de la economía, toda ella en ruina, está en manos de Mugabe and Co), ni malvados modelos ultraliberales, ni Banca Mundial, ni FMI, ni otros chivos emisarios de moda para explicar el suicidio colectivo. Como Etiopía, Somalía, Algeria, el ex Congo, Angola y una buena docena de otros estados africanos, el Zimbabwe es la ilustración trágica, de la decadencia impuesta a las sociedades y a los pueblos por el despotismo socialista, la unocracia y sus humosos conceptos de independencia nacional.
Convertidos en chivos emisarios de sus bufonadas afrosocialistas , los granjeros blancos son asesinados, golpeados, saqueados, despojados sin vergüenza, sufriendo la ocupación ilegal y violenta de sus tierras por miles de “viejos combatientes”, emborrachados, bajo la bendición de este “Jefe de Estado”, híbrido del Padre Ubú y del doctor Farrakhan, con el que la prensa zurda bienpensante francesa tendrá algunos reparos, en el pasado fue calificado de “ gran demócrata” o de “militante racista esclarecido”.
Esta misma prensa señala por otra parte que algunos miles de Blancos ex rodesianos (a pesar de ellos), continúan poseyendo la mitad de las tierras de arado del territorio, oh escándalo, olvidando mencionar que es gracias a su presencia que medio millón de zimbabweanos tienen todavía un trabajo decente, y si el resto del país no está arruinado en una bancarrota total.
Noche blanca... santísima noche blanca, noche que transcurrió emborronando el píxel catódico, como se emborronaba el papel no hace mucho tiempo, noche blanca de la antimemoria, allí donde la vida se desdobla, como en compañía de los muertos, de la música y de las insignias de neón, noche atómica de la consciencia dividida, y sin embargo reinante, como un ícono de devastación sagrado, qué presunción pensar domesticar la propia escritura, querer amansarla, hacer de ella un buen perrito listo para levantarse sobre sus patas a cambio de su caramelito, qué miseria querer hacer de ella una simple herramienta, por cuenta de un sujeto, de una idea, de un personaje, en tanto que si herramienta es, es sobre su propia materia que esa herramienta trabaja, y que de simple instrumento está en su deber convertirse en el canto mismo en su gracia precaria, ese momento en el que el instrumento se transfigura precisamente a través de la música que toca, y que la mayoría de las veces no es más que un instante frágil, fugaz, efímero, más sutil aún que ciertos matices que colorean la traza del alba.


Así, para tener una chance de sobrevivir en el tumulto de la evolución histórica, una república debe apoyarse, hay que decirlo, sobre una Constitución de hierro.
Y esto es lo que los USA tienen.
Existe una diferencia fundamental entre la República americana( y su revolución constitutiva) y la República francesa. Es que la primera ha logrado mantener su Constitución “ under the Will of God” y luego su texto fundador renueva sobre una tierra nueva la Alianza con el dios monoteísta de la Ley de Israel, realizando la síntesis judeo cristiana en un proceso todavía emergente.
La civilización de la Escritura, nuestro orden político patriarcal tan detestado desde hace dos siglos, se basa en efecto en el rechazo del sacrificio humano. Luego en el de la adoración del rey convertido en Dios. Los déspotas decadentes de la baja Antigüedad no vieron con buenos ojos a esa comunidad que se negaba a degollar a sus hijos al pie de altas estatuas de mármol con la efigie de ellos o con figuras simbólicas que los representaban. Faye pone bajo el proyector como narraciones patológicas hicieron de ellos por lo tanto sanguinarios y secretos sacrificadores de niños y conspiradores en potencia
La auténtica libertad es trágica. Cuando la soledad que arrastra se abre paso en nosotros, sólo podemos experimentar una gran melancolía, a medida que el hielo de la lucidez se apodera de nuestra mente.
Efectivamente ya no les pediremos nada, a ustedes criminales de la no-violencia, ustedes funcionarios del orden onuzi, ustedes portadores-de-costales-de-arroz-en-directo.
SIN DUDA NO TENEMOS LOS MISMOS VALORES. Los nuestros se remontan al Sacro Imperio de Carlomagno, a la Roma republicana de Catón y Cincinato, a la Grecia de Pericles, o bien a la Revolución americana de 1776. Nosotros no sentimos más que un profundo desprecio por ustedes, duplicado por la fría cólera de los justos


Existe un momento, un punto crucial del continuum, por el cual el erotismo se consume hacia una verdad más alta todavía, la del puro soplo del Espíritu.
Ese momento rarísimo nos abre de la manera más directa hacia abismos situados más allá de la conciencia, ahí donde comienza el metaviviente, transvalua de manera definitiva nuestras concepciones de la Carne y el Verbo, del Cosmos y del Logos, de las putas y los ángeles.
Ese momento, sagrado entre todos, es aquél donde el Amor mismo se transustancia en una soberanía más alta donde uno sino es el Creador, es al menos el Mensajero.


¡Todos esos filósofos incapaces de amor! Tanto como decir de un pequeño pensamiento, pues cuando se quita el amor a la filosofía, no quedan, se lo ve, sino los sofismas.
Una de las promesas más interesantes de la música electrónica de hoy me parece en gran parte, desde hace apenas una decena de años, sostenerse entre las manos de una nueva generación de mujeres jóvenes, autoras y compositoras de gran clase, que por fin hacen de ese arte una versión postatómica de la romanza del final del último siglo. De Björk a Dalbello, pasando por PJ Harvey o Garbage, de Portishead a Crustration, de Sinead O’Connor o de Stereolab a Meredith Brooks o Pain Teens, los niveles y los tipos de experimentación son sin duda diversos y variados pero se constata un cambio de escala mayor. Una pesada tendencia tectónica se afirma: un cataclismo subterráneo de fuerte magnitud hizo de ese puñado de mujeres jóvenes músicas y lyricists de tiempo completo, dotadas de una extrema sensibilidad acústica, por ende poética, que el rock no había alcanzado hace un montón, salvando algunas excepciones de las que confieso a veces un recuerdo ya oxidado de juventud.
Hermosas, supremas y peligrosas criaturas androides salidas de un sueño-pesadilla suburbano, “supervirósicas” de la era biónica, elegantes y mortales como armas de largo alcance, su gracia es la de ángeles atómicos sobrevolando los espléndidos escombros de nuestra civilización. Princesas del crepúsculo, acompañarán como banda sonora el crash majestuoso de nuestro mundo, no sabría nunca cómo agradecérselo.
Nada vivo, y aún menos consciente, puede obtenerse por la vía del programa.
No abrir jamás los abismos de la verdad a quien no está en condiciones de perderse en ellos, y de poder regresar.
A la verdad le importa un bledo los acuerdos o desacuerdos humanos que se refieren a ella. Ya que no puede sobrevenir sino en el interior de un cerebro liberado de las categorías socioprogramadas/programables de la existencia. Si constatamos la emergencia de un consenso en cualquier grupo de personas, empecemos por decirnos que una gran mentira colectiva se está elaborando
Existe un lugar extraño en nosotros mismos en el que absolutamente nada puede alcanzarnos, y en dónde al mismo tiempo ya nada nos es ajeno

Traducido del Laboratorie de catastrofe général, 2ooo-2001, por Rodrigo Grimaldi y Luis Thonis, en librospeligrosos.blogspot.com.
 
 
 

martes, 16 de julio de 2013

ALEJANDRO NICOTRA

ALEJANDRO NICOTRA

EL NIÑO QUE ESCRIBÍA DE NOCHE



El niño que escribía de noche,
hurtando luz,
no ha muerto.

Ahora consciente de la infamia,
vuelve, sin embargo, como un otoño
y reitera su crimen.

Sabe, en el resplandor solitario,
que toda página es una almohada que grita,
y que la noche observa
por todos los vidrios.





(publicado en Rev. BigBang Nro 2. 1996 . AG ediciones )

ALEJANDRO NICOTRA / EL FUEGO

ALEJANDRO NICOTRA

EL FUEGO


Los enmascarados de la noche,
los merodeadores de palabras raídas,
y corazón filoso ,
sitiaran nuestra casa.

Pero nosotros resistiremos junto al fuego.

Desnuda tú, desde los pies a la cabeza,
como la rosa que no he sabido amar
hasta hoy ;
                 y yo vestido
por las llamas que brotan sobre la piedra
negra.

Hasta el alba y el círculo de ceniza.



(publicado en revista BigBang Nro 2. 1996. AliciaGallegosEdiciones)

martes, 25 de junio de 2013

SAMUEL BECKETT / CÓMO DECIR /ALGO AHÍ / ARENAS DE LUTECIA / NO TENGAS MIEDO

SAMUEL BECKETT

CÓMO DECIR

locura –
locura de –
de –
cómo decir –
locura de lo –
... desde –
locura desde lo –
dado –
locura dado lo de –
visto –
locura visto lo –
lo –
cómo decir –
esto –
este esto –
esto de aquí –
todo este esto de aquí –
locura dado todo lo –
visto –
locura visto todo este esto de aquí de –
de –
cómo decir –
ver –
entrever –
creer entrever –
querer creer entrever –
locura de querer creer entrever qué –
qué –
cómo decir –
y dónde –
de querer creer entrever qué dónde –
dónde –
cómo decir –
allá –
allá lejos –
lejos –
lejos allá allá lejos –
apenas –
lejos allá allá lejos apenas qué –
qué –
cómo decir –
visto todo esto –
todo esto esto de aquí –
locura de ver qué –
entrever –
creer entrever –
querer creer entrever –
lejos allá allá abajo apenas qué –
locura de querer creer entrever en ello qué –
qué –
cómo decir –

cómo decir

-----------------------------

ALGO AHÍ


 algo ahí
dónde
ahí fuera
fuera dónde
afuera
qué
la cabeza qué si no
algo ahí fuera en cualquier parte
la cabeza

cuando tan breve débil el sonido
se extingue y todo el globo
aún no desnudo
el ojo
se abre con amplitud
con amplitud
hasta que al fin
nada más
nuevamente lo cierra

así a veces
ahí fuera
en cualquier parte ahí fuera
propiamente como si
como si
algo
no necesariamente
vida

--------------------------

imagina si esto
si un día esto
un día feliz
imagina
si un día
un día feliz esto
se acabara
imagina

-----------------------

locos que decíais
nunca más
deprisa
repetidlo

----------------------------------





ARENAS DE LUTECIA


Desde donde estamos sentados más alto que las gradas
nos veo entrar por el lado de la Rue des Arènes,
dudar, mirar al aire, luego con torpeza
venir a través de la arena sombría hacia nosostros,
cada vez más feos, tanto como los otros,
pero mudos. Un pequeño perro verde
entra corriendo por el lado de la Rue Monge,
ella se detiene, lo sigue con los ojos,
atraviesa la arena, desaparece
tras el pedestal del sabio Gabriel de Mortillet.
Ella se vuelve, yo ya me he ido, subo a solas
los escalones rústicos, toco con mi mano izquierda
la rampa rústica, es de cemento. Ella duda,
da un paso hacia la salida de la rue de Monge, luego me sigue.
Me estremezco, soy yo quien se reúne conmigo,
son otros los ojos con los que ahora miro
la arena, los charcos de agua bajo la llovizna,
una joven que arrastra tras ella un aro,
una pareja, quién sabe si unso enamorados, cogidos de la mano,
las gradas vacías, las casas altas, el cielo
que nos alumbra demasiado tarde.
Me vuelvo, me sorprende
encontrarme allí su rostro triste.
.

----------------------------------------

NO TENGAS MIEDO

cabeza empotrada
en un fuera cual muerta
hasta reproducir
quietud para largo
débil temblor
abrirle el sello al ojo
hasta quietud de nuevo
sellar de nuevo

cabeza esfera
cenicienta lisa
un ojo
no indicio cuando a
luego fulgor
cíclope no
un lado solo
inquietamente

sobre rostro
de fuera disemina
extenso en
el más alto
blancor de nieve
cubriendo toda
el asilo cabeza
única mancha

más empotrada que donde
ojos de hielo infernal
gotean hasta que
se congelan en
barandilla de fauces
roen rechinan
dientes de cigüeña
comentan chismorrean

sobrevive
sinsentido y acorde
mientras ojo
turbado muy abierto
con blanco
aún no desnudo
temblor no tengas
miedo a la nada

de pronto
cinéreo liso
estupefacto
hendidura brillante
hasta que de repente
liso otra vez
temblor así ido
no sido nunca

al rayo
en la ancha bola
oscuro para largo
temblor de miedo
hasta que irrumpe
mucho tiempo sellado
la oscuridad de nuevo
la quietud de nuevo

así antes de
quietud paralargo
moda paralargo
así hendidura
temblor así
tanto tiempo ida
cabeza empotrada
en un fuera cual muerta

-----------------------------------------------

bien bien hay un país
donde el olvido donde pesa el olvido
dulcemente sobre mundos sin nombre
allí a la cabeza se le hace callar la cabeza es muda
y se sabe no nada se sabe
muere el canto de las bocas muertas
sobre la arena de la playa hizo el viaje
no hay nada que llorar

mi soledad la conozco vamos la conozco mal
tengo tiempo eso es lo que me digo tengo tiempo
pero qué tiempo hueso hambriento el tiempo de un perro
del cielo que palidece sin cesar mi grano de cielo
del rayo que trepa ocelado temblando
sobre micras de tinieblas de años

quéreis que vaya de A a B yo no puedo
no puedo salir estoy en un país sin huellas
sí sí es algo hermoso lo que tenéis ahí es algo hermoso
qué es no me hagáis más preguntas
espiral polvo de instantes qué es lo mismo
la calma el amor el odio la calma la calma

--------------------------------------------------

 SAMUEL BECKETT (Trad. de Jenaro Talens